martes, 7 de abril de 2015

He vuelto

Por fin me he decidido a volver, después de tres años sin subir nada por falta de motivación, he decidido regresar. He borrado casi 150 entradas que consideraba desfasadas y voy a intentar dar una pequeña nueva imagen al blog, cambiando algunos detalles.

La mayoría de los que lean esto no habrán conocido los inicios del blog, y los que sí lo conocieron posiblemente ya ni se acuerden, debido al abandono del mismo durante años. Por ello, me llena de orgullo y satisfacción darles la bienvenida.

Espero que disfruten de él y que me comentéis todas las sugerencias que tengáis.

¡Un besazo!

-Perdona si te llamo amor-

Aquí os dejo las fabulosas frases de Perdona si te llamo amor de Federico Moccia.


-<<Estaba demasiado ocupada intentando entender aquel discurso torpe y balbuceante y la ingenuidad de aquellos pensamientos con lo que traslucía en el rostro de él. Nunca había visto tanta energía en los ojos de un hombre. He aquí alguien que puede hacer casi cualquier cosa, era el mensaje que leía en aquella mirada, un mensaje que no se adecuaba a la debilidad de las palabras con las que había sido formulado. Eso sin contar con que la suya era una mente demasiado refinada y ágil como para poder apreciar el valor de la simplicidad>>.


-¿Sabes? Entre nosotros todo es perfecto.
+¿A qué te refieres con <<entre nosotros>>?
-Somos tan completamente distintos... En todo. Corremos el riesgo de enamorarnos perdidamente el uno del otro.
+Tú sí que vas directa al grano.
-¿Y qué hay de malo en eso? ¿De qué sirve darle vueltas? El mundo ya se ocupa de dar las vueltas, ¿no? Yo voy directa.


+Tienes todo una vida por delante.
-También tú. La vida se acaba sólo cuando se deja de vivir.


-Estoy en un momento de rara felicidad. Me siento libre, feliz, tranquila. Me da miedo que al decirlo se desvanezca... Y por encima de todo estoy contenta con mi decisión.

-La vida no se puede reducir a simples cálculos.


-¿Y cómo consigues crear nada si destruyes y sofocas cualquier imprevisto?

-La vida es libertad, tiene que serlo, tienes que conseguir que lo sea.


-Las mejores soluciones las encuentras al vuelo. Están ahí, en el aire, listas para nosotros. Basta con atraparlas. Depende siempre del momento que estemos viviendo, claro,pero pensar demasiado en una cosa puede estropearla.


-Hacemos lo posible, intentamos lo imposible, estamos ensayando para los milagros.


-Cada momento es una historia... Depende de lo que quieras hacer después.


-El secreto tras una victoria consiste en no volver a jugar. Hay que saber levantarse de la mesa en el momento oportuno. todo el mundo es buen jugador, pero pocos son auténticos vencedores.


-La derrota escuece.


+Estaría bien poderse fiar de los desconocidos para cosas más importantes. A veces no lo conseguimos ni siquiera de quien siempre ha estado a nuestro lado...


-<<Se vio con los ojos de la fantasía mientras conversaba con aquella dulce y hermosísima muchacha sentada a su lado, en una habitación llena de libros, cuadros, gusto e inteligencia, inundada por una luz clara y una atmósfera cálida y brillante...>>.


+<<Al principio te sentarás un poco lejos de mí, en la hierba. Yo te miraré de reojo y tú no dirás nada. El lenguaje es fuente de malentendidos. Pero cada día podrás sentarte un poco más cerca... Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, desde las tres ya empezaré a ser feliz. A medida que avance la hora, más feliz me sentiré. Al llegar las cuatro, me angustiaré y me sentiré inquieto; ¡descubriré el precio de la felicidad! Pero si vienes en cualquier momento, nunca sabré a qué hora preparar mi corazón... tiene que haber ritos>>.


-¿Sabes la diferencia entre una mujer y una niña? +No. -Ninguna. A menudo ambas intentan ser la otra.


-<<Nunca me he echado atrás. He olvidado lo que significa dormirse con el corazón en paz. Hace millones de años me quedaba dormido cuando quería y me despertaba cuando había reposado lo suficiente. Ahora doy un salto al oír el despertador... Me pregunto por qué lo he hecho y me respondo: por ti... Hace mucho tiempo quería hacerme famoso, pero ahora la gloria ya no me importa. Lo único que quiero eres tú. Te deseo más que la comida, que la ropa, que la celebridad. Sueño con apoyar mi cabeza en tu pecho y dormir un millón de años...>>.


-Lo que se demuestra es lo que se vende.


-Primera Ley de Scott: <<Cuando una cosa va mal, probablemente tendrá aspecto de funcionar bien>>.


-Ley de Gumperson: <<La probabilidad de que un suceso ocurra es inversamente proporcional a su deseabilidad>>.


-La mejor manera de pasar desapercibido es llamar la atención. Michael Connelly.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Preguntas y respuestas


Nos encanta creer que tenemos todas las respuestas.
Todos buscamos respuestas, en la medicina, en la vida... en todo. A veces, las respuestas que buscábamos estaban ocultas, bajo la superficie; otras veces, hayamos las respuestas cuando ni sabíamos que teníamos una pregunta.
A veces, las respuestas nos pueden coger por sorpresa. Y a veces, aunque hallemos la respuesta que buscábamos, aún nos quedan demasiadas preguntas.

Presión


El cuerpo humano está sometido a una fuerte presión.
La presión arterial mide la fuerza de la sangre bombeada a través de las arterias. Es importante regular la presión. Una presión baja o inadecuada puede provocar debilidad o un fallo. Y, cuando la presión es demasiado alta, aparecen los problemas. Si la presión sigue aumentando, se necesita un reconocimiento más exhaustivo. Porque es el mejor indicador de que algo va muy mal.
Todo sistema a presión necesita una válvula de escape, debe haber un modo de aliviar el estrés, la presión, antes de que termine siendo insoportable. Debe haber una forma de descargarla porque, si la presión no haya una salida, lo hará a la fuerza, explotará.
Aunque la más difícil de soportar es la que nos imponemos a nosotros mismos: la presión de ser mejor de lo que somos. Una presión que nunca, nuca cede... Sigue acumulándose y acumulándose y acumulándose...

sábado, 3 de noviembre de 2012

Book's love.


El amor por la lectura es algo que se aprende pero no se enseña. De la misma forma que nadie puede obligarnos a enamorarnos, nadie puede obligarnos a amar a un libro. Son cosas que ocurren por cosas misteriosas, pero de lo que sí estoy convencido es de que a cada uno de nosotros hay un libro que nos espera. En algún lugar de la biblioteca hay una página escrita para nosotros.